Publicado en CORAZÓN

La Iglesia es de Jesucristo!! Oremos por el nuevo pontefice!!

¡Cuántos comentarios ha suscitado la ejemplar renuncia del Papa! Unos lo admiramos por esta decisión evangélica y prudente, que lo confirma como un hombre muy inteligente, libre, sensato, sacrificado por la Iglesia, fiel a Jesucristo.  Otros simplemente lo condenan con sus criticas y comentarios.

1

Benedicto XVI no se baja de la cruz ni rehúye al trabajo. Su decisión es para asumir otra forma de cruz; es dejar los reflectores y el primado universal, para dedicarse a la soledad, al silencio y a la oración, sólo por amor y respeto a la Iglesia. No es cobardía, sino profunda madurez humana y cristiana.

123No se siente indispensable; sino que con toda humildad se hace a un lado, para que otros crezcan y vayan con más salud por todo el mundo, predicando el Evangelio, que es lo que Jesús nos ordenó y lo que más importa, más allá de las personas, pues todos somos transitorios. Pienso que, en adelante, la mayoría de los Papas harán lo mismo, pues los tiempos requieren a un Papa en pleno vigor. Que el Papa renuncie a su ministerio no es algo inaudito y sin sentido. Está previsto en las normas de la Iglesia. No es una huida, ni una irresponsabilidad; menos una traición a Dios y a la Iglesia. Es algo que ha sucedido varias veces en la historia de la Iglesia y ésta sigue adelante, pues no es una empresa sólo humana. Jesucristo la fundó y puso a alguien en su lugar, a Pedro y sus sucesores, como cabeza suprema de la Iglesia. No dejó a ángeles, sino a seres humanos, limitados y temporales. Siempre ha cumplido su promesa de no abandonar a su Iglesia en ninguna circunstancia. Es su obra, su Cuerpo, que perdura a través de los tiempos y las personas. La guía, de forma invisible pero real, por el Espíritu Santo. Esta es nuestra fe; esta es la fe de la Iglesia, que nos gloriamos de profesar. Quien no tiene esta fe, nunca comprenderá esta realidad.

El Papa no es Jesucristo, ni dueño de la Iglesia. Es sólo su representante, su Vicario, su Siervo, con la única misión de llevarnos a Jesús y que siga su obra de salvación. Esta realidad mistérica no es apropiación arbitraria, ni ambición de dominio. Es un servicio; somos “siervos inútiles”, que sólo tratamos de cumplir lo que se nos encomienda, no como dominadores, sino simples servidores.

fff

Benedicto XVI ha sido un gran regalo para la Iglesia y para el mundo. Quienes siguen manejando clichés negativos sobre su persona, no conocen su bondad, su sencillez, su humildad, su profundidad y al mismo tiempo su amabilidad con quienes de alguna forma lo han tratado. En sus palabras hay una gran espiritualidad bíblica, teológica, antropológica, litúrgica e incluso pedagógica. La iluminación que nos ha ofrecido es un aporte muy actual, que no todos comprenden ni valoran. Algunos, ignorantes de lo que es nuestra fe, esperarían que el Papa y la Iglesia se modernizaran, entendiendo por eso amoldarse a los criterios de este mundo. Eso ni lo esperen. Esa es una tentación que siempre debemos rechazar, sea elegido el Papa que sea. Nuestros criterios se fincan en el Evangelio, no en dar gusto a este mundo hedonista, relativista, consumista. Ser cristiano es saber ir contra corriente y ser fieles sólo a Jesús.

No nos impresionemos por opiniones sin fundamento. La fe nos asegura que Jesús es el Supremo Pastor y que el Espíritu Santo asiste a su Iglesia. Oremos por los cardenales electores y vivamos con serenidad y esperanza estos tiempos. La Iglesia de Cristo sigue adelante, en medio de nubarrones y tormentas, con la luz de la fe que nos indica el camino.

sede_vacante

Oración por la Elección de un Nuevo Papa

Señor Jesucristo, Tú eres el Buen Pastor,

Y nunca dejas de cuidar tu rebaño.

 Tú diste tu vida para que nosotros viviéramos,

Y nombras pastores según tu corazón

Para conducir a su pueblo con tu Palabra y con el ejemplo

Para que del mismo modo, se den a sí mismos en amor.

 

Te damos gracias por el ministerio del Papa Benedicto XVI,

Y por su servicio a la Iglesia y al mundo.

Te pedimos que ahora le des un tiempo fecundo

De descanso y oración de gratitud y alabanza.

 

Te pedimos, Señor Jesús, con el Padre,

que envíes el Espíritu Santo a la Iglesia una vez más.

En particular, guía a los Cardenales que en breve ejercerán

El deber y el privilegio de elegir a un nuevo Pontífice, servidor tuyo.

Guía sus deliberaciones y decisiones con sabiduría divina.

 

Incluso ahora, Señor Jesús, da al nuevo Papa,

A quien ya has elegido en lo más secreto de tu pensamiento,

Abundancia de santidad y fortaleza para llevar a cabo la misión que le tienes encomendada.

 

Que tu Palabra tenga un reinado supremo en su vida,

Y que todas sus palabras y acciones dirijan la Iglesia hacia Ti,

supremo y eterno Pastor,

Y único mediador entre Dios y la humanidad,

Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

 

Anuncios
Publicado en CORAZÓN

La “iglesia viva”: Palabras de Benedicto XVI en su ultima audiencia!!

Más de 150.000 fieles estuvimos presente en la plaza, San Pedro, para el ultimo saludo a su Santidad Benedicto XVI, según fuentes oficiales. Se habían reservado 50.000 entradas para acudir a la audiencia, sin contar las decenas de miles de personas que la verán sin billetes en la via della Conciliazone, la gran avenida que conduce al Vaticano.

???????????????????????????????

“Doy gracias a Dios por sus dones, y también a tantas personas que, con generosidad y amor a la Iglesia, me han ayudado en estos años con espíritu de fe y humildad. Agradezco a todos el respeto y la comprensión con la que han acogido esta decisión importante, que he tomado con plena libertad”.

“Cuando empecé mi pontificado, pensé que este era un peso muy grande para mí, pero si el Señor me lo había asignado también sabía que Él me habría guiado. Este barco no es mío, ni de nadie, es del Señor que ayuda a los hombres que elige”, dijo Benedicto XVI.

???????????????????????????????

El Sumo Pontífice dijo además que nunca se ha sentido solo en su pontificado. “Un Papa no está sólo en el barco de Pedro y por esto quiero dar las gracias a todos los que me han acompañado”. De paso, dio las gracias a todas las personas que le enviaron mensajes en sus últimos días de pontificado. “Hoy vemos como la Iglesia está viva, en un momento en que muchos hablan de su declive”, dijo el papa en una clara referencia a los días aciagos que enfrenta la iglesia especialmente por los escándalos de pederastia de sacerdotes. Benedicto XVI explicó que en sus casi ocho años de pontificado ha tenido momentos de alegría y luces, pero también “momentos difíciles”, pero que siempre se ha sentido guiado y protegido por Dios. “El Señor nos ha dado muchos días de sol y ligera brisa, días en los que la pesca fue abundante, pero también momentos en los que las aguas estuvieron muy agitadas y el viento contrario, como en toda la historia de la Iglesia y el Señor parecía dormir”, afirmó el Papa durante su última audiencia como pontífice. El papa dijo que se ha sentido como San Pedro con los apóstoles en la barca en el lago de Galilea y que siempre ha sabido que en esa barca está el Señor. “Y siempre he sabido que la barca de la Iglesia no es mía, no es nuestra, sino suya y no la deja hundirse. Es Él quien la conduce, por supuesto, a través de los hombres que ha elegido. Esta es una certeza que nada puede ofuscar y es por ello que mi corazón está lleno de agradecimiento a Dios, porque no me ha hecho faltar a toda la Iglesia y también su consuelo, su luz y su amor”, añadió. En la última alusión a su renuncia reiteró que ha dado este paso “consciente de la gravedad y de la novedad de este paso. Amar la Iglesia significa también tomar decisiones difíciles”. “No vuelvo a la vida privada. No abandono la cruz”, explicó Benedicto XVI y puntualizó que “Dios guía su Iglesia, sobre todo, en los caminos difíciles”. También pidió por los cardenales que elegirán en cónclave al próximo papa y se despidió subrayando que “Dios no nos abandona. Está siempre con nosotros”. Al terminar su intervención en la plaza de San Pedro hubo una gran ovación de los fieles al Papa Benedicto XVI.

???????????????????????????????

El papa procedió a los agradecimientos en todos los idiomas. En la síntesis de su alocución, en lengua española, el Santo Padre suplicó “que os acordéis de mí en vuestra oración y que sigáis pidiendo por los Señores Cardenales, llamados a la delicada tarea de elegir a un nuevo Sucesor en la Cátedra del apóstol Pedro”.

Durante su catequesis, Benedicto XVI fue repetidamente interrumpido por aplausos y vivas de los fieles y peregrinos que llegaron al Vaticano de distintas naciones del mundo para despedirlo.

 El Papa expresó su cordial saludo “a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y de los países latinoamericanos, que hoy han querido acompañarme”. El Santo Padre agradeció a los presentes “por haber venido a esta última audiencia general de mi pontificado”. “Asimismo, doy gracias a Dios por sus dones, y también a tantas personas que, con generosidad y amor a la Iglesia, me han ayudado en estos años con espíritu de fe y humildad”. Benedicto XVI agradeció a todos los fieles por “el respeto y la comprensión con la que han acogido esta decisión importante, que he tomado con plena libertad”. El Santo Padre aseguró que su corazón “está colmado de gratitud, porque nunca ha faltado a la Iglesia su luz”. “En este Año de la fe invito a todos a renovar la firme confianza en Dios, con la seguridad de que Él nos sostiene y nos ama, y así todos sientan la alegría de ser cristianos”. El Santo Padre imploró “la amorosa protección de la Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia”. “Muchas gracias. Que Dios os bendiga”, concluyó.

???????????????????????????????

“Gracias por estos ocho años, mi pensamiento se dirige a los pobres y a los enfermos, para que puedan aceptar con serenidad el peso del sufrimiento”, dijo. Benedicto XVI se levantó y se puso de pie para cantar el Pater Noster. Un gran aplauso se levantó de la Plaza de San Pedro al acabar la oración. El papa se dirigió nuevamente al “papa móvil” y abandonó la plaza de San Pedro en medio de saludos y vítores.

 

 

Publicado en CORAZÓN

DESCRIPCIÓN DE LA VERDADERA DEVOCIÓN!!

sacred heart BL1278Tú aspiras a la devoción, queridísima Filotea, porque eres cristiana y sabes que es una virtud sumamente agradable a la divina Majestad; mas, como sea que las pequeñas faltas que se cometen al comienzo de una empresa crecen infinitamente en el decurso de la misma y son casi irreparables al fin, es menester, ante todo, que sepas en qué consiste la virtud de la devoción, porque, no existiendo más que una verdadera y siendo muchas las falsas y vanas, si no conocieses cuál es aquélla, podrías engañarte y seguir alguna devoción impertinente y supersticiosa. Aurelio pintaba el rostro de todas las imágenes que hacía según el aire y el aspecto de las mujeres que amaba, y cada uno pinta la devoción según su pasión y fantasía. El que es aficionado al ayuno se tendrá por muy devoto si puede ayunar, aunque su corazón esté lleno de rencor, y -mientras no se atreverá, por sobriedad, a mojar su lengua en el vino y ni siquiera en el agua-, no vacilará en sumergirla en la sangre del prójimo por la maledicencia y la calumnia. Otro creerá que es devoto porque reza una gran cantidad de oraciones todos los días, aunque después se desate su lengua en palabras insolentes, arrogantes e injuriosas contra sus familiares y vecinos. Otro sacará con gran presteza la limosna de su bolsa para darla a los pobres, pero no sabrá sacar dulzura de su corazón para perdonar a sus enemigos. Otro perdonará a sus enemigos, pero no pagará sus deudas, si no le obliga a ello, a viva fuerza, la justicia. Todos estos son tenidos vulgarmente por devotos y, no obstante, no lo son en manera alguna. Las gentes de Saúl buscaban a David en su casa; Micol metió una estatua en la cama, cubrió la con las vestiduras de David y les hizo creer que era el mismo David que yacía enfermo. Así muchas personas se cubren con ciertas acciones exteriores propias de la devoción, y el mundo cree que son devotas y espirituales de verdad, pero, en realidad, no son más que estatuas y apariencias de devoción.

la devocion de escuchar

La viva y verdadera devoción, ¡oh Filotea!, presupone el amor de Dios; mas no un amor cualquiera, porque, cuando el amor divino embellece a nuestras almas, se llama gracia, la cual nos hace agradables a su divina Majestad; cuando nos da fuerza para obrar bien, se llama caridad; pero, cuando llega a un tal grado de perfección, que no sólo nos hace obrar bien, sino además, con cuidado, frecuencia y prontitud, entonces se llama devoción. Las avestruces nunca vuelan; las gallinas vuelan, pero raras veces, despacio, muy bajo y con pesadez; mas las águilas, las palomas y las golondrinas vuelan con frecuencia veloces y muy altas. De la misma manera, los pecadores no vuelan hacia Dios por las buenas acciones, pero son terrenos y rastreros; las personas buenas, pero que todavía no han alcanzado la devoción, vuelan hacia Dios por las buenas oraciones, pero poco, lenta y pesadamente; las personas devotas vuelan hacia Dios, con frecuencia con prontitud y por las alturas. En una palabra, la devoción no es más que una agilidad y una viveza espiritual, por cuyo medio la caridad hace sus obras en nosotros, o nosotros por ella, pronta y afectuosamente, y, así como corresponde a la caridad el hacernos cumplir general y universalmente todos los mandamientos de Dios, corresponde también a la devoción hacer que los cumplamos con ánimo pronto y resuelto. Por esta causa, el que no guarda todos los mandamientos de Dios, no puede ser tenido por bueno ni devoto, porque, para ser bueno es menester tener caridad y, para ser devoto, además de la caridad se requiere una gran diligencia y presteza en los actos de esta virtud. Y, puesto que la devoción consiste en cierto grado de excelente caridad, no sólo nos hace prontos, activos y diligentes, en la observancia de todos los mandamientos de Dios, sino además, nos incita a hacer con prontitud y afecto, el mayor número de obras buenas que podemos, aun aquellas que no están en manera alguna mandadas, sino tan sólo aconsejadas o inspiradas.

contemplacion 1

Porque, así como un hombre que está convaleciente anda tan sólo el camino que le es necesario, pero lenta y pesadamente, de la misma manera, el pecador recién curado de sus iniquidades, anda lo que Dios manda, pero despacio y con fatiga, hasta que alcanza la devoción, ya que entonces, como un hombre lleno de salud, no sólo anda sino que corre y salta «por los caminos de los mandamientos de Dios», y, además, pasa y corre por las sendas de los consejos y de las celestiales inspiraciones. Finalmente, la caridad y la devoción sólo se diferencian entre sí como la llama y el fuego; pues siendo la caridad un fuego espiritual, cuando está bien encendida se llama devoción, de manera que la devoción nada añade al fuego de la caridad, fuera de la llama que hace a la caridad pronta, activa y diligente no sólo en la observancia de los mandamientos de Dios, sino también en la práctica de los consejos y de las inspiraciones celestiales.

Tomado del libro// introducción a la vida devota de San Francisco de Sales.

Publicado en CORAZÓN

“TODO A SU TIEMPO”

imagesHay un tiempo para cada cosa, y un momento para hacerla bajo el cielo:

Hay tiempo para nacer y tiempo para morir; tiempo para plantar, y tiempo para arrancar lo plantado.

Un tiempo para llorar y otro para reír; un tiempo para los lamentos, y otro para las danzas.

Un tiempo para buscar, y otro para perder, un tiempo para guardar, y otro para tirar fuera.

Un tiempo para rasgar, y otro para coser; un tiempo para callarse y otro para hablar.

Un tiempo para amar, y otro para odiar; un tiempo para la guerra, y otro para la paz.

Finalmente, ¿Qué le queda al hombre de todos sus afanes?

Me puse a considerar los varios centros de interés que

Dios presenta a los hombres, y noté lo siguiente. El hace que cada cosa llegue a su tiempo, pero también invita a mirar en conjunto. Y nosotros no somos capaces de descubrir el sentido global de la obra de Dios desde el comienzo hasta el fin. Comprendo que para el hombre el único bien es gozar la vida y tener el bienestar. Que uno coma y beba y goce de felicidad, eso es un don de Dios. (Ecleciastés 3 , 1-13)

13499740396033_f

¡Qué simple y lógico se escucha todo lo escrito en esta cita bíblica, pero qué difícil comprenderlo, hacerlo nuestro y vivir de acuerdo¡ Si te detienes un momento a pensar en el “tiempo”, la etapa que estás viviendo en estos momentos, ¿Cómo la describirías, como tiempo para qué? Si cada cosa tiene su tiempo bajo el cielo ¿Tendrá algún caso preocuparse por lo que haremos en unos años?. Ahora piensa, ¿Si vivo intensamente el aquí y ahora, estoy preparando el mañana?… Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos.cerrar-circulos Como quiera llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. Puede pasarse mucho tiempo de su presente “revolcándose” en los porqués, en devolver “la película” y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir con sólo lo que tenemos en el presente!. El pasado ya pasó. La vida está para adelante, nunca para atrás. Porque si usted anda por la vida dejando “puertas abiertas”, por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción. (Fragmento de un escrito de Paulo Cohelo)