Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, TERNURA, VIDA

3 Domingo de Adviento Dirección espiritual


“Y la gente le preguntaba (a Juan): «Entonces, ¡qué debemos hacer?»…Acudieron también unos publicanos para bautizarse, y le dijeron: «Maestro, ¿qué debemos hacer?»… Le preguntaron unos soldados: «Y nosotros, ¿qué haremos?»” (Lc 3, 10-14)
ALEGRIA-DE-VIVIR
La gente acudía a Juan en busca de consejo, al descubrir en él alguien que les podía orientar en la verdad de parte de Dios. Cada uno tenemos la conciencia para juzgar sobre las cuestiones que hemos de resolver y que tienen una dimensión moral.
Si está bien formada, habitualmente bastará con ponerse en la presencia de Dios y resolver. Pero en ocasiones se nos plantean dudas, y para salir de dudas y acertar en las decisiones, es de sabios pedir consejo.
En la Iglesia contamos con un medio maravilloso que es la Dirección espiritual: personas que pueden dar consejos de parte de Dios, tanto porque han estudiado, por su experiencia de almas, y sobre todo porque procuran estar cerca de Dios, y son instrumentos de Dios que distribuyen su gracia. 
En los asuntos de conciencia no basta con acudir a un médico o a un amigo. Si queremos conocer la voluntad de Dios en un asunto es necesario ir a un sacerdote santo y docto. No sólo para hablar, sino también para escuchar. Lógicamente las decisiones que tomemos serán nuestras, y actuaremos responsablemente, pero tener en cuenta sus orientaciones nos pueden dar mucha luz y paz y nos sirvan para avanzar en la vida interior.
En la sociedad en que vivimos, en que no se dan consejos gratis, es curioso que la dirección espiritual se imparta sin costar dinero. ¿Por qué no acudir, entonces, a quien nos puede orientar sin ningún interés personal? ¿Por qué acudir a gurús orientales, lectores de cartas o psicólogos, que en realidad no pueden ayudar? Como la gente que se acercaba a Juan, así también nosotros nos preguntamos ¿Qué he de hacer? Quizá como primera medida acudir a un director espiritual, él nos lo dirá.
Hoy te pedimos, Señor, que envíes muchos y santos sacerdotes a tu Iglesia, pastores que con su vida entregada a Ti totalmente y dedicados a los demás sean faros que iluminen las conciencias.
Jesús Martínez García
Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.

Un comentario sobre “3 Domingo de Adviento Dirección espiritual

Los comentarios están cerrados.