Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO

Si y No

Evangelio: San Mateo 21,28-32
En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: “¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” Él le contestó: “No quiero.” Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, señor.” Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?” Contestaron: “El primero.”
Jesús les dijo: “Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.”
El «hoy» de la parábola indica que Dios pide una decisión en un tiempo o plazo determinado.
La última frase se refiere a la situación del momento. Son las supremas autoridades, entre ellas las religiosas, las que no cumplen la voluntad de Dios. Tampoco ahora, después del tiempo transcurrido y viendo el cambio operado por Juan en los pecadores, han querido comprender el carácter divino de su misión.
Bajo la respetuosa actitud de los dirigentes hacia Dios, se esconde su absoluta infidelidad hacia Él.
La parábola, que denuncia esta hipocresía, es, al mismo tiempo, una llamada a la conversión.
Autor: Padre Juan Alarcón Cámara S.J  
Anuncios