Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, TRISTEZA, VIDA

Cayendo de rodillas lo adoraron!!


“Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra” (Mt 2,11)
120106-Presepio-SMdM-con-Magi-2
María es la Madre de Jesús, es la Madre de Dios en cuanto hombre. Necesitamos entrar también nosotros –como los Reyes magos– en la casa de José y de María y contemplar a esa mujer, criatura humana como nosotros, que es protagonista y  testigo a la vez del nacimiento del Verbo de Dios, que le da el alimento, le viste, le cuida y le enseña a andar. María vive para su Jesús, para su hijo. Ella sabe que aquel Niño tan gracioso, tan humano, tan niño, es el Hijo eterno de Dios, porque así se lo ha dicho Dios por el ángel.
Qué buen día para hacer un acto de fe y de adoración en Jesús. Sabemos que es Dios y Hombre. Por eso nos ponemos espiritualmente de rodillas ante su divina presencia. Y queremos ofrecerle lo que tenemos de más valor, quizá lo que más nos cuesta darle: el tiempo, le voluntad y el amor.
Nuestro tiempo para dedicarlo a la oración y que nuestra voz suba hacia Él como el incienso; nuestra voluntad, ofreciéndole las contrariedades y sacrificios, que son para nosotros como la mirra amarga pero que a Él le agradan. Y queremos ofrecerle especialmente hoy el oro de nuestra fidelidad en todo este año que comienza, para que lo reciba como un anillo, como una alianza sagrada entre nuestra vida y la suya, porque sabemos que el regalo que más le gusta es nuestra perseverancia en su amor.
La Epifanía es día de regalos, día de alegría porque Jesús se nos manifiesta y sonríe viendo nuestros buenos deseos al comenzar el año. Ponemos nuestros buenos propósitos en las manos de María para que Ella los presente a su Hijo, los guarde y nos los recuerde en los próximos meses.
No quiero creerme el rey de mi vida, el rey de mi casa. Quiero que seas Tú, Señor, mi Rey, mi vida, mi todo. Acepta la ofrenda de mi tiempo, de mis buenos deseos para este año, la ofrenda de mi vida, que te quiero hacer llegar por las manos perfumadas de tu Madre.
Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.