Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, VIDA

LUZ DE AURORA…


luciernaga
Mateo 9,14-15. Mientras Jesús estaba en medio de ellos, los discípulos no debían ayunar. Cuando está Dios, se hace fiesta. Pero a Dios lo han matado… Hoy puedes ayunar para colmar tu hambre con su palabra. No olvides perfumarte, ya que la mañana de Pascua es también hoy…
***
Sobre el salmo 50:
No intentes disimular tu pecado ante Oíos,
pues el Señor es ternura y piedad.
No temas su justicia y su verdad,
pues Dios sabrá purificarte.
Lánzate al abismo de su misericordia
y, con corazón contrito, no dejes de decir:
¡Misericordia, Dios mío, por tu amor!
¿Hacia dónde camina nuestra tierra? ¿Va la noche a cubrir la vida para siempre? El propio Dios parece callar, y su luz no consigue dar calor a nuestros devastados caminos. ¿Dónde está Dios?
Hermano, la resurrección de Cristo está escondida en el abismo de la tierra, como una aurora apenas perceptible. Dichoso aquel que, en la fe, mantenga su corazón despierto durante la noche, en ayuno y oración, para estar presente cuando llegue el alba del nuevo día.
Pero, de hecho, la luz ha aparecido. De ti depende que ilumine la tierra de los hombres. Si eres constructor de libertad, si compartes sin calcular, si nunca esquivas a tu semejante, entonces eres como Dios, y por tu medio podrá aparecer la aurora de su luz. Dios ha hecho alianza contigo, él es el Esposo. Es verdad que, a menudo, los cantos de la boda parecen apagados. Se nos ha privado del Esposo. Pero nuestro corazón vela, y sabemos que está vivo. Entonces, si dejas que tu corazón ayune, si te despojas de todo equipaje inútil, en el deseo de Dios y en el amor del hombre, sabrás que la fiesta no ha terminado. La mesa está puesta todavía, y el Esposo comparte en ella su propia vida. Aurora de resurrección ya presente.
Tú eres, Señor, la luz del hombre
y la libertad de los oprimidos.
Derrama tu Espíritu sobre nosotros
para que la luz de nuestro amor
sea en el mundo
aurora del nuevo día
que has hecho surgir
en la resurrección de tu Hijo Amado.
Devuelve la libertad a los oprimidos,
que caigan las injustas cadenas,
ése es el ayuno que tú quieres:
¡Señor, haznos constructores de justicia!
Compartir el pan con el hambriento,
acoger en casa al que no tiene techo,
ése es el ayuno que tú quieres:
¡Señor, danos hambre de amor!
Seguirte hasta la cruz,
vivir tu Palabra siempre nueva,
ése es el ayuno que tú quieres
¡Señor, condúcenos y sálvanos!
Marcel Bastin
Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.