Publicado en Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, VIDA

Yo y el Padre somos uno.


Evangelio de S. Juan 10, 27-30
En aquel tiempo, dijo Jesús: «Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano.
Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno.»
Palabra del Señor
Dios en el alba de un nuevo dia
El evangelista hoy nos trae la mirada de Jesús sobre la humanidad. La compara con  ovejas. Estas oyen al Pastor y le siguen, Él se ocupa de cada una de ellas, crea un vínculo de amor, de cercanía, que hace  que haya  fidelidad entre Pastor y  ovejas. Pero las ovejas no son un rebaño sin personalidad, sino que ellas conocen  el coste que ha tenido para el Pastor salvarlas, y ahora sólo quieren en libertad seguirlo, habrá ovejas que prefieran  abandonar al pastor, seguir solas,  pero  las ovejas que  ha sentido la voz, no se han dejado ensordecer por el ruido, esas disfrutarán como cristianas de una vida  feliz y eterna. Sin embargo, aquellas que a pesar de escuchar y reconocer la voz se hacen las sordas, se cierran a la llamada, se alejarán y no se llenarán de vida eterna. A pesar de ello, el Pastor siempre estará dispuesto a acogerlas de nuevo, a tener una relación personal, cercana e íntima.
Las ovejas que nos dejamos guiar, mimar, no debemos creer que somos las mejores y las más queridas, sino que hemos decidido integrarnos en el redil de la nueva humanidad, donde impera el amor, la justicia y la solidaridad, por ello debemos, como comunidad, estar abiertos a que las ovejas alejadas puedan integrarse cuando comprendan, a través de nuestro testimonio, que el Pastor siempre está dispuesto a acoger y amar.
¡¡¡Feliz semana, disfruten y déjense amar por Dios!!!
Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.