Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, VIDA

Como el Padre me ha amado…


Evangelio: San Juan 15,9-17
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé.. Esto os mando: que os améis unos a otros.”
hijo-de-dios1
El centro de este pasaje es, sin lugar a dudas, el amor. Jesús declara que el amor que recibe del Padre es el mismo amor que Él comunica a sus discípulos. Permanecer unido a Jesús como las ramas al tronco es permanecer en su amor. Cumplir sus mandamientos es hacer vida su Palabra. Jesús es la Palabra viva del Padre. Su estrecha vinculación con el Padre tiene que ver necesariamente con la Palabra anunciada y testimoniada por Él mismo. Ahora bien, el amor entre el Padre, Jesús y los discípulos se debe traducir también en el amor entre ellos. En esto radica la verdadera felicidad: en ser capaz de amar intensamente, hasta la entrega radical. El amor verdadero consiste en estar dispuesto a entregar la vida por los que se ama. Jesús lo ha enseñado con su propio testimonio: el dio la vida no sólo por sus discípulos, sino por toda la humanidad. En su entrega tan asombrosamente generosa encuentra la humanidad un camino y una oferta de salvación.

 

Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.