Publicado en CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, VIDA

Un gran Profeta ha surgido entre nosotros!


Reflexión al evangelio de S. LUCAS 7,11-17

En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, e iban con él sus discípulos y mucho gentío. Cuando se acercaba a la entrada de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba. Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo: «No llores. Se acercó al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo: «¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!» El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. Todos, sobrecogidos, daban gloria a Dios, diciendo: «Un gran Profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo». La noticia del hecho se divulgó por toda la comarca y por Judea entera. PALABRA DEL SEÑOR

JESÚS-en-la-Sinagoga.

El evangelista Lucas nos relata como llega Jesús a la aldea de Naín, acompañado por sus discípulos. Cuando entra, ve a una mujer viuda que llora por la pérdida de su  único hijo.

En una sociedad machista como aquella, una mujer sin un hombre a su lado se quedaba sola, desprotegida.  Jesús sabe de su tribulación y no lo piensa dos veces, a pesar de no conocerla, se acerca y le dice que no llore, después se acerca al féretro y le dice al muchacho que se levante. Éste se levanta y se va con su madre.

¿Qué quiere decirnos Lucas con este evangelio? Que la misericordia de Dios es infinita y nosotros, como hijos de Dios, debemos tener misericordia,  cercanía con los más pobres, empatía, acogida. Acompañar y trabajar para que desaparezcan las desigualdades, el dolor, la injusticia y todo lo que oprima al ser humano.

Como comunidad, como creyentes, debemos tener presente las palabras de Jesús: «A ti te lo digo, ten fe, ¡levántate!» Tenemos que levantarnos y poner esperanza en los lugares donde vive la desesperanza, y amor donde hay desamor.

También nos recuerda que en una sociedad donde vivimos de la estética y tratamos  la muerte como  un estigma en lugar de verla como un  proceso que todo ser viviente debe pasar, en muchas ocasiones acompañamos a las personas que pierden a sus seres queridos por cumplir, o pasamos de acompañar a los familiares dando excusas, en lugar de hacer como Jesús y tener misericordia de los familiares, y que sientan la cercanía y acogida de los amigos y hermanos. Sólo de esta forma podemos decir que somos seguidores de Cristo, y podremos acompañar al ser humano en su dolor y fragilidad.

¡Feliz semana! y sean felices

Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.