Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, TERNURA, VIDA

El que quiera salvar su vida la perderá…


Reflexión al evangelio de S. Lucas, 9, 18-24

Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó: «¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos contestaron: «Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas». Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Pedro tomó la palabra y dijo: «El Mesías de Dios». Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie.

Y añadió: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día». Y, dirigiéndose a todos, dijo: «El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará». Palabra del Señor

jesus _discipulo

En el evangelio se nos pregunta a cada uno de nosotros: ¿Quién decís que soy yo?. Cada uno de nosotros debe meditar y responder personalmente a esa pregunta. Hablamos de Él en las catequesis, en nuestro entorno; celebramos cada domingo la Eucaristía en comunidad, ¿pero realmente nos hemos parado a pensar qué significa Jesús en nuestra vida? ¿Somos testimonio de su amor y ternura hacía los más desfavorecidos? ¿Dónde estamos como iglesia, como cristianos, ante los problemas que hoy padece nuestra sociedad?

Hoy celebramos la clausura del curso pastoral, que no de la parroquia, por ello, ahora que vamos a tener unos días de asueto para disfrutar con familiares y amigos, deberíamos hacer un poco de tiempo y leer de forma especial este evangelio donde se nos interpela sobre quién es Jesús para cada uno de nosotros.

Al finalizar la Eucaristía, como siempre pasaremos al salón a compartir la comida, dialogar y desearnos lo mejor para estas vacaciones. No hablaremos del trabajo realizado, ya lo hicimos en el consejo de Pastoral donde vimos lo que hemos hecho bien y lo que tenemos que corregir de cara al próximo curso comunitariamente.

Como cada año es, también, tiempo de dar un toque a todos los que participáis en la Eucaristía, de deciros que escuchéis la llamada del Padre. Somos pocos, cada vez más mayores, algunos con más de un achaque, quizás el próximo curso podríais colaborar con alguna de las pastorales; las manos son pocas para tantas necesidades. Reflexiónenlo a la luz del evangelio, hagan como María que, en el silencio interior, meditaba las palabras de Dios, se dejaba guiar por la fe y al final  dijo un «SI» sin reservas, estuvo disponible a los planes de Dios.

Por último recordad que, aunque nos vamos de vacaciones, los hermanos necesitados seguirán acudiendo a nuestra Cáritas cada lunes, y ésta, aunque con menos personal, seguirá atendiéndolos, seamos generosos para que salgan con las manos llenas y el corazón cargado de amor y misericordia.   ¡Seamos generosos!

¡Buen verano, disfruten y sean felices!

Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.