Publicado en AMOR, CONFIANZA, CORAZÓN, ESPERANZA, EVANGELIO, LIBERTAD, SANACION, TRISTEZA, VIDA

7º Domingo del Tiempo Ordinario -El amor a Dios y el amor a los demás-


Querido amigo:

En este 7º Domingo del Tiempo Ordinario continuamos con el mensaje de Jesús en el sermón de la montaña, pero hoy nos lo perfecciona del todo y nos dice cómo tenemos que amarle a Él y cómo tenemos que amar a los demás.

Vamos a escuchar el texto de Mateo 5, versículo 38-48:

Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pero yo os digo: no hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también el manto; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehuyas.

Habéis oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo” y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos?

Y, si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto. Mt 5,38-48

amar

En estos domingos estamos saboreando, dejándonos impregnar, experimentando el mensaje de Jesús en este sermón de la montaña, rodeado de sus discípulos y de tanta muchedumbre como le sigue. Nos ha dicho ser sal, ser luz, las bienaventuranzas, “habéis oído que se dijo…”. Hoy nos descubre un programa de perfección, un programa de amor: “Sabéis que se dijo «ojo por ojo y diente por diente»” —la famosa Ley del Talión—. Y a esta Ley del Talión Jesús la sustituye por la ley del perdón: “pero Yo os digo: «No hagáis frente al que os agravia y si uno te abofetea la mejilla derecha, preséntale la otra»”, el camino de la no violencia, el camino de no devolver mal por mal, el camino de no responder a la violencia con violencia. 

Y nos dice que también pidamos perdón. “Si he faltado en el hablar, perdón”. Y nos habla: “como mi Padre os perdona”. Y sigue todavía mucho más, mucho más, nos va dando ejemplos prácticos del amor: “Al que quiera meterte en un pleito para quitarte la túnica, dale también la capa. Al que quiera y te pida caminar contigo una milla, acompáñale dos. A quien te pida, dale. Y al que te pida prestado, no lo rehuyas”. Los consejos de un Jesús que nos da el gran mensaje e vida: “Habéis oído que se dijo «amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo», pero Yo os digo todo lo contrario: amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que [os] aborrecen, rezad por los que os persiguen y calumnian”.

¡Qué exigencias nos da Jesús hoy! ¡Cómo nos lleva a un camino de amor y cómo nos exige amar lo que nos cuesta, vencer nuestro egoísmo, ser sensibles al amor, no mostrarnos con mal sino con bien! “Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el Cielo, que hace salir el sol para buenos y para malos, y manda la lluvia para justos y para injustos”. “Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto”. ¡Qué mensaje nos da hoy tan profundo! Todos estos domingos nos ha enseñado cómo tenemos que actuar, hoy nos dice que Él es compasivo, que Él es misericordioso y nos da las bases fundamentales de vida y nos dice un mensaje quizás difícil. 

Hoy le vamos a pedir a Jesús, querido amigo, tú y yo, que superemos este egoísmo personal, que ahoguemos nuestros deseos de hacer daño, de responder mal, de pagar con la misma moneda al que nos hace mal. Vamos a pedirle que sepamos actuar de un modo sereno y perfecto, como Él. Jesús, te pedimos hoy que nos aceptes, que nos ayudes a ser diferentes de los demás, que nos enseñes a convivir, que nos enseñes a amarte, que nos enseñes a quererte, que nos enseñes a ser como Tú, aunque tengamos dificultades, aunque nos cueste, aunque sepamos que es muy difícil seguir todo. Jesús nos quiere así: un amor para Él y un amor hacia los demás. Querernos: es el acento que nos dice. Él ha venido a darnos otro mensaje de amor y ese mensaje es el que tenemos que acoger hoy tú yo, querido amigo.

Le pedimos que nos ayude a ser compasivos, que nos ayude a alejar todo el mal y que nos inunde este corazón duro de ternura y de misericordia, para ser como Él quiere, para ser perfectos como Él quiere. Él es el fondo de nuestra vida, Él es el único que puede liberarnos. Por eso, querido amigo, tú y yo entramos en verdadera petición y le pedimos a través de su Madre que nos ayude a liberar nuestro corazón de tantas esclavitudes del mal, de tantos egoísmos, de tantos daños como podemos tener en nuestro interior y que no sabemos cómo liberarnos de él. Con todo amor se lo pedimos y acogemos este gran mensaje, esta cumbre del mensaje de todos estos domingos, pero el de hoy: el amor a Él y el amor hacia los demás. No perdamos esta ocasión, querido amigo.

¡Que así sea!

FRANCISCA SIERRA GÓMEZ

Anuncios

Autor:

Mi nombre es Maria Dilma. Con este Blog, quiero compartir mis experiencias. Me sirvo de LA PALABRA escrita, por medio de frases cortas y bien pensadas, que surgen del sentimiento más profundo de mi ser. Cada pensamiento será producto del momento y las circunstancias en las que se dan. Soy consciente de que todo mensaje responderá a quién y desde dónde se diga, y esto puede dañar, ensalzar, difamar, informar o desinformar a las personas. Sin embargo, quiero que junt@s "nos conozcamos a nosotros mismos, seamos lo que debemos ser". Aquí encontrarás temas Espirituales en la vida cotidiana y, sobre todo, temas psicológicos. Espero que sea de tu agrado y que Dios -PALABRA VIVIENTE- me ayude a llegar a ti por medio de mis reflexiones y a no perder de vista el fin propuesto. Seas BIENVENIDO/A.