Publicado en CORAZÓN

CON ALAS DE LIBERTAD…

Cuando cierro los ojos comienzo a ver, como si recorriera una distancia infinita a una  velocidad inimaginable, como si la realidad me permitiera abstraerme mas allá, en un viaje remontado por mis alas, para poder comprenderla en profundidad. Sumergida en realidades y pensamientos, nadando para no ahogarme en ellos, pierde impulso mi esencia y mojo las alas de mi vuelo. De repente, surge entre las aguas una oportunidad que no percibí antes, la cual, como un tronco en medio del océano, me permite salir del agua por un momento, para descubrir el paisaje, mirar hacia el cielo, respirar, secar mi alas… En ese instante, impulsada por cierta magia inexplicable, remonto vuelo y diviso el todo de mi reciente experiencia, de mi nado sin rumbo. Entonces veo el camino desde lo alto, con claridad, y descubro lo maravilloso que fue sentir el agua fresca en mi corazón ardiente, ávido de emociones, y que en el vuelo, aunque el viento me refresque, me acerco al sol, que quema mi alma cuando se pierde del recipiente al cual pertenece, el que permite sentir tantos sentires.

En ese momento decido regresar a mi camino, ya no para nadar sin rumbo sino para fusionar mi alma al cuerpo que me tocó ocupar y nadar volando entre el agua y el cielo, ahora sin sumergirme, sino divisando el horizonte. Quizás el día en que descubrí mis alas, remonté un vuelo tan elevado que, el camino de mi vida, se tornó tan pequeño que parecía insignificante. Sin embargo el caminar ocultando mis alas provocaba que viera tan lejano el cielo, que mi vida parecía a medias. Y así sucedía, desde tan alto o sumergida. En lo alto mis ojos no veían, solo soñaban; en lo profundo mis alas no volaban,  se mojaban. Creo que es tiempo de volar sobre el horizonte agitando las alas para divisar el paisaje y nadar sobre la superficie. Cuando abro los ojos comienzo a ver, recorriendo una distancia infinita a una velocidad imaginable, como si los sueños me permitieran abstraerme más aquí, en una vida con alas que me permiten caminar para vivirla con profundidad y disfrutar la magia en momentos que, explicarlos sería perder la razón y vivirlos, encontrar libertad. Desplegar las alas es el secreto de vivir… sin miedos, sin dudas allí… frente a todo, frente a un paisaje conocido o desconocido… Abrir las alas y volar… Cuantas veces en la vida cerramos nuestros ojos y la vida parece distinta en ese mágico mundo de sueños… Nos perdemos en los pensamientos, en los sueños, volamos y nos dejamos llevar y llevar… Protegemos nuestras alas, no dejamos que toquen tierra firme… Y ahora es el momento de abrir las alas al máximo… Disfrutemos del paisaje, no nos detengamos ante los obstáculos al contrario pasemos por ellos sintiéndonos fuertes, comprendiendo que el horizonte es la meta y que ese vuelo es sinónimo de libertad… Como en los sueños, como en esos momentos mágicos en que la mente nos lleva a un mundo desconocido y maravilloso, como en esos instantes en que sólo nos dejamos llevar sin ofrecer resistencia… Está en nosotros el secreto de tener esa fuerza, sólo debemos aprender a volar…

Fuente original //http://www.reflejosdeluz.net/

Publicado en CORAZÓN

ME GUSTA…

Me  gusta  escuchar el viento y el silencio. Me gusta votarme en el agua y nadar. Me gusta abrazar, acariciar, besar, abrazar a mis amigos. Me gusta relajarme en el agua caliente. Me gusta estar, jugar, cantar con mis amigos.  Me gusta sentirme cansada después de una bella jornada. Me gusta escuchar y hacer buena música. Me gusta bailar. Me gusta la pureza y la ternura de los niños. Me gusta hacer descansar a mi cuerpo. Me gusta tomar una taza de chocolate caliente, me gusta bañarme bajo la lluvia. Me gusta pasear por la orilla del mar. Me gusta tirarme con los brazos abiertos sobre la yerba y mirar las nubes que corren. Me gusta comer helados. Me gustan los colores de las estaciones. Me gusta el olor del café, me gusta cocinar. Me gusta hacer una vuelta en moto o en bicicleta. Me gusta la coca cola, una cerveza y un buen vino. Me gusta ser engreída. Me gusta que me alaben de vez en cuando. Me gusta la “Intimidad”me gusta hablar, cambiar ideas, compartir sentimientos. Me gustan los sabores, los olores y los colores de mi tierra, me gusta recibir, hacer y recibir regalos. Me gusta aconsejar, escuchar y consolar a todas las personas que encuentro en mi camino.

Me gusta percibir las sensaciones de mi cuerpo. Me gusta vivir mis sentimientos con felicidad. Me gusta sentir la neve. Me gusta mirar el cielo y las estrellas. Me gusta conocer mundos y personas nuevas. Me gusta emocionarme. Me gusta contemplar la belleza. Me gusta contemplar la belleza. Me gusta la lluvia que cae sobre el techo. Me gusta mirar y admirar una icona. Me gustan los castillos de arena y los muñecos de neve. Me gusta la dulzura en los gestos y en las palabras. Me gustan los chistes. Me gusta fijar mi mirada en la Eucaristía en una capilla en soledad. Me hace sentirme bien, hacer del bien y hacer bien las cosas…..me gusta AMAR  aunque no sea AMADA/O…..LIKE!!

Publicado en CORAZÓN

Haz como los pájaros: ….

…Comienza el día cantando. La música es alimento para el espíritu. Canta cualquier cosa, canta desafinando, pero canta. Cantar dilata los pulmones y abre el alma para todo lo bueno que la vida le ofrece. Si insistes en no cantar, por lo menos escucha mucha música y déjate llevar por ella. Ríete de la vida, ríete de los problemas, ríete de ti mismo. La gente comienza a ser feliz cuando es capaz de reírse de sí misma. Ríete de las cosas buenas que te suceden. Ríete abiertamente para que todos se puedan contagiar de tu alegría. No te dejes abatir por los problemas. Si procuras convencerte de que estás bien, vas a terminar convenciéndote de que realmente lo estás, y cuando menos lo pienses te vas a sentir realmente bien. El buen humor, así como el mal humor, se contagian. ¿Cual de ellos vas a escoger ESTE DÍA? Si estás de buen humor, las personas a tu alrededor también lo estarán y eso te dará mas fuerza. Lee o escucha cosas positivas. Así alegraras el alma.  Practica algún deporte. ¡El peso de la cabeza es muy grande y tiene que ser contrabalanceado con algo! Además te vas a sentir bien dispuesto, más animado, más joven. Encara tus obligaciones con satisfacción. Es maravilloso disfrutar de lo que se hace. Pon amor en todo lo que está a tu alcance. Cuando te propongas hacer algo, ¡métete de lleno a hacerlo!

Reflexión: “Haz como los pájaros…” No dejes escapar las oportunidades que la vida te ofrece, ellas no vuelven. No eres tú que está pasando, son las oportunidades que dejaste ir. Ninguna barrera es infranqueable si estás dispuesto a luchar contra ella. Si tus propósitos son positivos, nada podrá detenerlos. No dejes que tus problemas se acumulen, resuélvelos lo antes posible. Habla, conversa, explica, discute, perdona: lo que mata es el silencio, el rencor. Exterioriza todo, deja que las personas sepan que las estimas, las amas, que las necesitas, y principalmente en familia. ¡AMAR NO ES VERGÜENZA, por el contrario, ES HERMOSO! Vuelve a las cosas puras, dedícate a la naturaleza. Cultiva tu interior y ella hará que brote belleza de todos tus poros. SE FELIZ: ¡Tú puedes! Todos podemos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado en CORAZÓN

DESAFIOS…

Un problema no es una barrera. Es un desafío. La aparición de un problema de cualquier índole en su vida significa que ha llegado el momento de dar un paso adelante. Dar ese paso, por supuesto, estará señalado por la solución del problema. El verdadero paso adelante es siempre un paso mental. El único progreso que jamás logramos es progreso mental. Todo estará listo si nuestras mentes también lo están, y eso significa que todo progreso es un cambio de mentalidad. El universo siempre está preparado cuando nosotros lo estamos. El hombre descubrió el fuego como respuesta al reto del frío. Probablemente no lo habría descubierto si en todo el mundo el clima hubiese sido tropical. EL hombre descubrió la música como respuesta al deseo de lograr una expresión emocional más elevada. Fabricó herramientas para resolver los numerosos problemas prácticos de la vida cotidiana. El teléfono, el automóvil, y el avión no son en esencia otra cosa que respuestas ( parciales) a los problemas del espacio y tiempo. La imprenta es la respuesta a otro problema. En su vida personal, un problema es un desafío. No es una barrera con un cartel que dice: “ No pasarä” . Es un problema, y para todo problema hay una solución. Encuentre la solución a través de la Oración Científica. Entonces se resolverá su problema, y mentalmente usted habrá dado un paso definitivo hacia delante, que estará con usted durante toda la eternidad. El camino hacia Dios está siempre abierto.

Extrato del libro // Fox Emmet – Dale Valor A Tu Vida.