Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, ESPERANZA, EVANGELIO, SANACION, TERNURA, TRISTEZA, VIDA

¿No es el hijo del carpintero?

San Mateo 13, 54-58
En aquel tiempo fue Jesús a su ciudad y se puso a enseñar en la sinagoga. La gente decía admirada: “¿De dónde saca éste esa sabiduría y esos milagros? ¿No es el hijo del carpintero? ¿No es su madre María, y sus hermanos, Santiago, José, Simón y Judas? ¿No viven aquí todas sus hermanas? Entonces, ¿de dónde saca todo eso?”.Y aquello les resultaba escandaloso.
Jesús les dijo: “Sólo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta”. Y no hizo allí muchos milagros, porque les faltaba fe.
carpintero
Los milagros de Jesús no son espectáculos circenses. Jesús nunca intentó, ni de lejos, impresionar a sus paisanos con sus signos ni con su sabiduría. Las acciones prodigiosas de Jesús exigen la incondicional respuesta de la fe en el Dios de la vida. Él no le pedía a la gente que se mandaran circuncidar y que proclamaran el credo de Israel (Dt 26, 5) para favorecer a una persona con el don de la vida. La única exigencia de Jesús era una fe incondicional en Dios. Un reconocimiento que el Padre de la vida puede actuar por encima de los condicionamientos sociales, culturales, económicos y religiosos. Y esa respuesta decidida, gozosa y siempre fresca la encontraba tanto en el extranjero como en el mendigo.
La incredulidad consistía en no aceptar que desde los pobres venía la salvación. Los paisanos de Jesús no daban crédito a las Escrituras y, por eso, no comprendían que el hijo del carpintero, de la humilde María, se presentara ante ellos como un profeta poderosos en obras y palabras. Ellos esperaban un desconocido, montado en un corcel blanco, vestido de magníficos ropajes. En cambio encontraban al hijo de la vecina, el mismo muchacho pobre que había crecido con ellos y que ahora recorría todo el país anunciando la buena nueva. Uno de los milagros más grandes que hizo Jesús fue hacer que el pobre creyera en sí mismo, en otros hermanos pobres y construyeran un proyecto de fraternidad e igualdad.
Autor: Padre Juan Alarcón Cámara S.J

 

 

Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DIOS, ESPERANZA, TERNURA, TRISTEZA, VIDA

El reino de los cielos se parece también a la red …

San Mateo 13, 47-53
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: “El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran.
Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.
¿Entendéis bien todo esto?”
Ellos le contestaron: “Sí.”
Él les dijo: “Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo bueno y lo antiguo.”
Cuando Jesús acabó estas parábolas, partió de allí.
5529365w-640x640x80
El final de esta sección de parábolas insiste en el juicio definitivo de Dios. La imagen no es la de un Dios arbitrario y caprichoso. Los peces son separados por sus cualidades, por lo que son y no por el capricho del pescador. Con esta serie de comparaciones que insisten en la radicalidad del juicio de Dios, Mateo nos invita a reflexionar sobre el papel de la comunidad cristiana en el mundo contemporáneo. Nosotros no somos espectadores mudos de un espectáculo atroz y anónimo, sino que tenemos la función de pasar por el crisol de la verdad todos los proyectos del mundo. Solamente aquellos que se ajustan a la justicia, la honestidad y la promoción humana son dignos de nuestro esfuerzo y dedicación. Todos los demás que sólo apuntan al provecho personal, al autoritarismo y a la lucha por el poder merecen únicamente nuestra reprobación, incluso si vienen del interior de la comunidad.
Nosotros debemos ser como los escribas del Reino, que bien sea que saquemos de lo antiguo, bien de lo más reciente, todo lo debemos poner al servicio de la vida. Nosotros no podemos apegarnos a las grandes verdades del pasado ni a las novelerías del presente. Todo debemos pasarlo por el fuego purificador del evangelio para descubrir lo verdadero y significativo que hay en ellos.
Autor: Padre Juan Alarcón Cámara S.J
Publicado en AMOR, Comunicación, CONFIANZA, CORAZÓN, DOMINGO, ESPERANZA, EVANGELIO, TERNURA, TRISTEZA, VIDA

María ha escogido la parte mejor…

San Lucas 10,38-42
En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Ésta tenía una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señeor, escuchaba su palabra. Y Marta se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo: “Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano.” Pero el Señor le contestó: “Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; sólo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor, y no se la quitarán.”
MarthaMary 06
La práctica de Jesús no se caracterizó por el activismo ni por las obras espectaculares y costosas. Su labor se concentró en formar comunidad, transformar la mentalidad de las personas, celebrar los signos del Reino, rescatar a los marginados y dar a la mujer y al hombre un lugar en la comunidad humana. Todo lo hizo con los más modestos medios, como predicador itinerante. Al final de su vida lo único que tuvo fue la lejana compañía de alguno de sus discípulos y la soledad de la cruz. Allí enfrentó solo el destino, el ideal, por el cual luchó y murió. Sin embargo, su obra continuó en la historia gracias a que su Espíritu animó a sus seguidores y amigos a persistir en la obra que él había empezado y a insistir en su estilo de vida.
En el pasaje del evangelio que leemos el día de hoy, se nos hace un llamado a no creer que nuestra labor como discípulos del Señor consiste en un activismo desmedido. O, peor, aún, que nuestra tarea es andar urgiendo a los demás para que se conviertan en activistas frenéticos. El evangelio, por el contrario, nos invita para que crezcamos en el silencio, formándonos como oyentes y servidores de la palabra de Dios. Atentos al tráfago de la vida cotidiana pero concentrados en lo que el Maestro nos propone.
Nuestra vida como animadores de la comunidad eclesial pasa primero por un discipulado “a los pies del Señor”. Pues, nuestra acción en el mundo no es únicamente un conjunto de actividades a favor de un ideal, sino una forma de hacer crecer la presencia de Dios, el Reino, entre los humanos. Y para esto, necesitamos de la palabra del Maestro, que nos guíe en cada momento por el camino adecuado.
Autor: Padre Juan Alarcón Cámara S.J
Publicado en PERÚ, VIDA

FELIZ 28 DE JULIO!!

Queridos amigos, este 28 de Julio celebramos en el Perú el 194 Aniversario de nuestra Independencia, recordando Las emotivas palabras del General Dn. José de San Martín :
“El Perú es libre e independiente por la voluntad general de sus pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende”, dando inicio a nuestra vida Republicana.

felicesfiestaspatriasperu2

– VIVA EL PERÚ….!!!
– VIVA MI PATRIA!!!
– FELIZ 28 DE JULIO!!!
– FELICES FIESTAS PATRIAS PERU……